Historia de las Tarjetas de visita

historia tarjetas de visita

Las tarjetas de visita son piezas pequeñas comúnmente hechas de cartulina, aunque existen gran variedad de las mismas, y diferentes tipos de materiales y combinaciones. En dichas piezas se realizan con la finalidad proporcionar, a quien pueda estar interesado, datos personales y de contacto de alguna persona, empresa u organización o mensajes breves.

Origen

El nombre de tarjetas de visita se debe al origen y evolución histórica de su uso. Si nos trasladamos en tiempo y espacio hacia algún año del siglo XV, específicamente en China, cuando se gozó de una de las eras de mayor orden y estabilidad social en la historia de las civilizaciones. Según los registros y la evidencia histórica disponible, existía la costumbre de que algunos emisarios hacían entrega formal de tarjetas en cuyo contenido había un mensaje breve que tenía como finalidad, informar al pueblo que en los próximos días habría una visita de alguna figura importante de autoridad, como el emperador. Esto para que las personas iniciaran una serie de preparativos y así celebrar por lo alto, la visita formal del emperador.

Llegada a Europa

El transcurrir del tiempo hizo trasladar la tendencia de hacer tarjetas de visita hacia Francia, en los días del siglo XVI, durante el reinado de Francisco I, quien logró hacer de Francia una gran potencia económica. El uso de las tarjetas de visita se destacaba en la aristocracia europea, cuando su objetivo fue dejar un aspecto con el cual destacarse. La costumbre de su uso se fue extendiendo poco a poco por Europa con la misma función: Cuando un aristócrata planeaba visitar a otro y, según se dice, habían tres formalidades posibles ante la entrega de una tarjeta de visita, una era que devolvieran dicha tarjeta de regreso en un sobre, otra era que no hubiese ningún tipo de correspondencia para contestarla y por ultimo una debida respuesta en forma de aceptación a la visita.

Hagamos nuevamente un salto en el tiempo, en el mismo continente europeo. Es el siglo XIX, la revolución industrial ha cambiado progresivamente el estilo de vida de todo el mundo. Se ha levantado una nueva clase social, la burguesía. Esta clase social que por todos eran llamados “los nuevos ricos de Europa”, empezó a poner en práctica, la costumbre de la aristocracia, de utilizar las tarjetas de visita, incorporando nuevas tendencias y diseños.  Los burgueses hicieron destacar su imagen valiéndose de este recurso, que incluso les permitía saber quiénes eran de su grupo social, saber sobre la aceptación que tenían por determinadas personalidades y/o sociedades.

isabel II

isabel II

En el mismo siglo XIX, apreció una nueva forma de hacer tarjetas de visita. André Eugène Didèri, fue un talentoso fotógrafo francés que logró desarrollar una técnica de revelación fotográfica con la que logró imprimir hasta 12 fotografías en un solo trozo de papel. Fue así como con esta revolucionaria técnica, nació una nueva generación de tarjetas de visita, las tarjetas con retrato. De esta manera, el propietario no solo informaba sobre una posible visita, sino que se presentaba, daba a conocer sus datos, y su imagen, desde diferentes perspectivas.

Durante el transcurso del tiempo, entre los años 1858 y 1859, la técnica creada por Eugène Didèri fue incorporada por algunos fotógrafos españoles, con la cual llegaron a retratar hasta ciento ochenta personalidades públicas y famosas diferentes, entre ellas a la mismísima reina de España, Isabel II.

Entre los años 1861 y 1865, se desarrolló lo que hoy conocemos como la guerra de Secesión o guerra civil estadounidense, época durante la cual, el uso de la fotografía en las tarjetas de visita se hizo común, cuando soldados y familiares se enviaban retratos con pequeños mensajes a sus seres queridos. Cabe destacar que las personas no tan solo hacían esto entre ellos mismos, sino que también hubo quienes se dispusieron a coleccionar tarjetas de vista con retratos de personajes famosos o figuras públicas como Abraham Lincoln. Específicamente en el año 1863, la empresa Windsor & Bridge Co se dedicó a ampliar el alcance de dicha costumbre, hasta propagarla en el continente americano, masificándose además, su uso en diferentes estratos sociales mediante la publicidad.

Evolución en el siglo XX

Al llegar al siglo XX, podemos apreciar como ahora el uso popularizado de las tarjetas de visita logró imprimir en su uso diferentes cambios y tendencias. Incluyendo breves comunicados en dichas tarjetas, variaciones de material y más diseños, gracias a los avances que la revolución industrial trajo al mundo. A través de una tarjeta de visita podían transmitirse buenos deseos, un feliz cumpleaños, felicitaciones por algún logro o éxito alcanzado, el pésame por alguna muerte de alguien cercano. Poco a poco con el pasar de los años, los propósitos iniciales con los que se creó la costumbre de entregar tarjetas de visita fueron cambiando en gran manera, hasta dejar de cumplir con el protocolo que se había establecido originalmente.

Actualidad

Volviendo a los días de nuestro presente, podemos apreciar como el uso de las tarjetas de visita se ha diversificado. Su uso se mantiene más vigente que nunca, y sigue siendo de manera implícita, algo muy elegante en sí mismo. Disponiendo de las diversas tecnologías actuales, como los avances en la informática, los diseños de las tarjetas de visita han variado como nunca antes, tanto así que ya es posible que se diseñen según los deseos del propietario, casi sin límite alguno. Los diversos materiales que se quieran escoger, también, casi sin ningún tipo de limitación (además del papel, madera, metal o pvc, entre otros). Las diferentes posibilidades que existen hoy en día, han dado lugar a la creación de tarjetas de visita de lo más originales.

Ya sea con el nombre de tarjetas de presentación, empresarial, petarjeta de visitarsonal, de trabajo, de contacto, comercial, social, etc. Usar una sigue siendo algo muy profesional y vigente, aunque ya no es algo exclusivo de alguna clase superior. La tendencia actual es diseñarlas a través de alguna aplicación en la web. Internet, también nos trajo innovaciones a una costumbre de tan antaño, como las tarjetas de visita. Lo que hoy en día tienen en común es la información básica de contacto como: Nombre, apellido, teléfonos, dirección, correo electrónico y redes sociales en general.

Si te interesa, puedes leer más información sobre los tipos de tarjetas de visita de la actualidad.

 

 

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*